Dibujos a Lapiz

Como dibujar a lapiz

Como hacer dibujos a lapiz

Con este artículo, vamos a revisar un poco los fundamentos revisando las técnicas básicas esenciales para dibujar bien con lápiz. Primero discutiremos el lenguaje corporal y la postura a adoptar para obtener los mejores resultados.

Datos a tener en cuenta cuando dibujemos a lápiz

En primer lugar, hacer un buen dibujo requiere tener las herramientas adecuadas, por lo que si se está preguntando sobre la elección del material.

También hemos visto que la postura es muy importante al dibujar. Es un tema que se discute poco en general, pero que debe tenerse absolutamente en cuenta: debemos adaptar nuestro gesto a lo que queremos crear.

Para dibujar líneas de tramado o finas, se recomienda adoptar una posición similar a la de la escritura, ya que nuestro gesto tendrá una amplitud limitada que nos permitirá arreglar nuestro brazo y ser más precisos.

Por el contrario, para obtener una mayor libertad de movimiento, se recomienda sostener el lápiz entre el pulgar y el índice. La ventaja de esta postura es que podemos variar el ángulo del plomo en el papel, ya que nuestra mano (a diferencia de la posición anterior) no descansa sobre la hoja. Todo el brazo está enganchado, lo que permite un gesto más dinámico.

Por lo tanto, esta última postura es adecuada para hacer áreas planas y gradaciones en buenas condiciones. Estas dos técnicas básicas se encuentran entre las herramientas esenciales que un diseñador debe saber utilizar. Dominarlos te permitirá dibujar y contrastar correctamente cualquier tema.

Finalmente, trabajar en tu técnica de dibujo no necesariamente significa aburrirse.

Última recomendación: no dude en inventar ejercicios para trabajar los conceptos básicos de una manera divertida. Por ejemplo, las acumulaciones de gradaciones pueden dar resultados bastante sorprendentes y originales.

Así que una consigna: ¡diviértete!  ¡Es el mejor motor para mantenerse motivado y progresar!

El porque no dibujas bien

Lo que puede haberte pasado es que en algún momento nunca lo creíste. Puede que siempre te hayas dicho a ti mismo que el talento es innato, que es favorecido por la genética, que está reservado para otros (sí, ya sabes, tus pequeños camaradas a quienes observabas con envidia en la universidad o la escuela secundaria) . ¿Quizás crees que no tienes talento y que el dibujo está reservado para la élite?

Pero… ¿Qué pasaría si tu subconsciente y tu falta de confianza te hubieran bloqueado todo este tiempo?
De todos modos, no se preocupe, ¡nosotros estamos aquí para guiarlo para guiarlo!

Talento o Perseverancia

¿El talento es innato o se adquiere a través de la experiencia?

Toma la pregunta en sí misma. ¿Por qué la mayoría de los principiantes se hacen esta pregunta? Por mi parte, la respuesta es clara: en el mundo humano moderno, donde siempre estamos buscando la pequeña píldora mágica que nos permite hacer todo fácil y rápidamente, para algunos puede ser una excusa para no comenzar, o para otros de un complejo de inferioridad y falta de confianza en sí mismo.

Incluso si tiene una predisposición en un campo, si no trabaja regularmente, no logrará nada (excepto desanimarse). Dibujar 10 minutos al día es el mínimo recomendado. Y cuando digo dibujar, no es necesariamente sosteniendo el lápiz, sino practicando los ejercicios específicos que te revelaré cuando y cuando artículos y videos. Puede ser un momento de observación, un trabajo de construcción mental, un ejercicio de imaginación … Ahora te revelaré uno de los mayores secretos que el público en general ignora.

No es la mano que dibuja, es el cerebro .

Puedo enseñarle a un niño a hacer líneas bastante claras y rectas, no es tan lejos como puede dibujarme un personaje. Por el contrario, puedo enseñarle a este mismo niño a dibujar un personaje, sin que las líneas sean perfectas. Lo que quiero decir con eso es que:

Es tu espíritu el que anima tu mano. Sin pensarlo previamente, harás dibujos infantiles.

Así que el mejor consejo que puedo darte ahora es:

Tómese el tiempo para pensar antes de mirar su hoja y dibujar.

Lo sé, probablemente hayas visto en YouTube diseñadores profesionales que toman su lápiz y te dibujan un personaje súper bien hecho en menos de cinco minutos, o en un festival de cómics, podrías haber notado cómo tu tira cómica favorita firma tu álbum en dos veces tres movimientos. Es posible que haya entendido ahora lo que hace la diferencia entre un principiante y un experto … ¿verdad? ¿todavía no?

 Las 3 diferencias principales que distinguen al principiante del experto son:

  1. la velocidad de su pensamiento
  2. visualización tridimensional
  3. confianza en su gesto, su visión en el espacio y sus horas de práctica

En consecuencia:

  1. Cuanto más rápido construyamos mentalmente los formularios, más rápido dibujaremos.
  2. Cuanto mejor visualicemos los objetos en el espacio, más exitosos serán nuestros dibujos.
  3. Cuanto más tiempo pasemos entrenando “su mano”, menos temblarán nuestras características.

Sin embargo, si no tienes mucho tiempo para dedicar a la disciplina, ¡ eso es bueno!
¿Por qué? porque el cerebro se satura muy rápido cuando se trata de pensar en algo nuevo. Es como probar un nuevo deporte: te cansas rápidamente y cuando te levantas al día siguiente tienes dolores 😉.

No hagas demasiado al principio : evitará desanimarte o disgustarte si crees que tu progreso no se está haciendo lo suficientemente rápido. Lo importante al principio sigue siendo:

  • diviértete
  • lograr algo personal
  • comunicar ideas y emocione.
  • relájate (¿has oído hablar de la terapia del arte?)
  • ganar confianza en sí mismo y abrirse a los demás compartiendo
  • siéntete orgulloso de tu progreso, no importa cuán pequeño
  • aprender a observar el mundo de una manera diferente
  • entender cosas que nunca esperabas
  • aprende a ser paciente
  • aprende a respetar tu trabajo y el de los demás

Sin ir demasiado lejos en el camino (de lo contrario me tomarás como un loco 🙂), creo que dibujar es una actividad rica, divertida y única. No es una pérdida de tiempo ni una actividad de “soñadores”. No dejes que las personas que te rodean (incluso las personas cercanas) te desanimen. Si hubiera escuchado a mis padres, no estaría donde estoy hoy. Escucha la vocecita dentro de ti, la que te motiva.

Aprender a dibujar también significa aprender a recibir críticas. Cuando alguien te critique, toma su comentario con los brazos abiertos, especialmente si es constructivo (es decir, reflexivo y justificado). La opinión de los demás es importante para mejorar su nivel de diseño.

Es el fracaso lo que te hace crecer más, los éxitos están ahí para motivarte aún más. Abraza el fracaso y la crítica, son tus mejores aliados.

Imita a otros dibujantes a lápiz

Desde nuestro nacimiento, todos comenzamos imitando lo que nos rodea. Nuestros primeros modelos fueron nuestros padres. Imitamos incansablemente lo que hicieron bien (o peor), sin poder reproducir perfectamente lo que observamos. Es lo mismo para el dibujo: como principiantes, si vemos un dibujo que toca nuestra sensibilidad, nuestro primer reflejo será reproducirlo (¡por mi parte, tuve que reproducir álbumes enteros de mis autores favoritos!). Sin embargo, copiar un diseño no es tan efectivo como reproducir lo que se ve en la naturaleza. Hay varias razones para esto:

  • un dibujo ya constituye una interpretación de la realidad. Copiar un dibujo es como copiar la interpretación de otra persona: esto no lo ayudará a comprender lo que se dibujó y mucho menos lo que pensó el artista, incluso si lo lleva a percibir las formas en 2D (que no es inútil a medio plazo, pero perjudicial a largo plazo )
  • el diseño de la copia nunca te hará un artista auténtico
  • no te ayudará a encontrar tu propio estilo
  • te frustrará más que nada cuando trates de dibujar la imaginación
  • no le permitirá comprender los pasos de un dibujo original

Cualquier herramienta cuenta para dibujar

¿Cuántas veces tuve que preguntarme qué técnica usaban mis artistas favoritos, qué herramientas usaban, qué papel, qué mesa, a qué temperatura ambiente trabajaba, qué grano comían en la mañana, de qué color era su gato? negro? bla bla bla bla. Ahora sé algo que a menudo me decían pero que no quería escuchar por mucho tiempo:

La herramienta no hace al artista.

Una frase corta que lo dice todo. Confíe en mi palabra. Solo necesita tres herramientas para comenzar su primer dibujo:

  • un lápiz HB de madera (y su sacapuntas)
  • una hoja de papel A4
  • Un soporte amplio, sólido y confortable

Si te compras una caja de dibujo y un equipo costoso, te presionarás para nada, o peor aún: probablemente te sentirás perdido .

Considere que este consejo es válido por los próximos 2 años. Si realmente quieres aprender a dibujar correctamente y sin velar tu cara, esta es toda la verdad. Obviamente, no importa si cambia sus medios de vez en cuando durante este período. Lo principal es que disfrutas haciéndolo, pero ten en cuenta que el lápiz es la herramienta elegida para mejorar tu dibujo.

Para los aficionados, he publicado una lista  de materiales de dibujo que todavía uso o he usado en el pasado.

Los primeros 2 años, es mejor dibujar el 90% de su tiempo con un lápiz HB.

Ya veo a algunas personas que me preguntan: “¿qué pasa con el borrador?” Te aconsejo que uses el borrador solo si pasas mucho tiempo en un dibujo y simplemente borras algunos detalles pequeños. No borres todo tu dibujo. En cambio, tome una nueva hoja e intente nuevamente. Sé lo que algunos me dirán: “debemos pensar en nuestros amigos los árboles”; Sin embargo, es aún más dañino para el medio ambiente consumir gomas.

Prefiere láminas delgadas cuando comienzas.

El papel de máquina (hoja de impresora) funcionará muy bien al principio. (Vea mi artículo qué papel elegir ) Con respecto a su mesa de dibujo: si es su escritorio, haga tanto espacio en él, incluso más de lo que necesita al principio:

Para estar cómodo en su mesa de dibujo, deje un área libre correspondiente a al menos 8 hojas A4. de esa manera te sentirás menos restringido en tus movimientos.
Este espacio le permitirá poner los codos y girar la sábana cuando lo desee. Sin olvidar que cuanto más espacio tengamos, más motivados estamos para trabajar (tenga en cuenta que esto no solo es válido para dibujar).

Que dibujar primero

No sabe qué dibujar y, por supuesto, tiene un ENORME deseo de comenzar con objetos complejos para impresionar. ¡Para ahí! Es una muy mala idea.

Es mejor comenzar dibujando objetos simples y en perspectiva. Es la base del éxito en el dibujo. Todavía es necesario saber qué es una perspectiva, por lo tanto:

Antes de dibujar algo, debes saber cómo dibujar un cubo en perspectiva.

Es muy bonito, pero ya sé cómo dibujar un cubo en perspectiva … ¿Ah sí? si es así, debes saber:

  • dibujar una línea de horizonte (línea a nivel del ojo)
  • coloque correctamente sus puntos de fuga
  • construir un cubo desde arriba y abajo
  • coloca una esfera en este cubo (y cualquier otra forma geométrica simple).
  • saber dibujar una curva en un plano desde cualquier perspectiva.